Facebook Twitter ¡Escríbenos!
 Ver última portada
 Suscribirme ahora
Versió en català
Portada del sitio > Menú revista > Movimientos Sociales > Ante la crisis, más promoción en San Cristóbal de los Ángeles

Rescatar personas

Ante la crisis, más promoción en San Cristóbal de los Ángeles

José Luis Palacios

Sábado 1ro de junio de 2013
Publicado en alandar nº299


Todas las versiones de este artículo: [català] [Español]

Foto. J.L. PalaciosSi no fuera por el futbolista Raúl y los músicos Camela y los Pecos, que forman el retablo de personajes ilustres, solo se hablaría de San Cristóbal en los grandes medios de comunicación para forzar las comparaciones con aquellos barrios de París o de otras ciudades de países industrializados en los que la desidia de las administraciones y la voracidad del sistema económico los convierte en un polvorín.

Hay datos y acontecimientos aislados para alimentar los tópicos, pero los mismos valdrían para hablar de la inoperancia de las políticas públicas y la falta de sensibilidad de la iniciativa privada. Con 14.000 habitantes, "Sancris" acumula una tasa de paro del 30%, por encima del promedio de la media estatal; un 20% de viviendas desahuciadas, cruelmente compatible con un hacinamiento generalizado (hay 3’9 personas por cada 60 metros cuadrados de vivienda) y un 39’8% de población inmigrante, que es vista por una parte del vecindario como una amenaza (por ser pobres y tener que disputarles las migajas que les ofrecen el mercado y las administraciones). De ahí que Ángela Palomera, miembro de la asociación Educación, Cultura y Solidaridad, destaque que esta diversidad "también puede percibirse cómo una riqueza, si somos capaces de no tener una mirada precipitada sobre los otros y nos reconocemos en lo que somos: seres humanos".

Foto. J.L. PalaciosEsta voluntaria subraya que "no es posible dejar de reconocer que la población y los agentes sociales estamos dando lo mejor de nosotros mismos”. "Los propios vecinos asumen tareas de integración, bajan comida a aquellos que se encuentran en situación más precaria", añade. Una parte de la comunidad ve que no alcanza a cubrir por sí misma las necesidades más primarias. Todo ello, afecta al ambiente del barrio. La presidenta de Educación, Cultura y Solidaridad, Carmen Yanes, confirma que todo ello "influye en lo personal y lo psicológico. A los niños se les nota que llevan un "peso encima" y que están tristes, no paran de oír a los mayores hablar de las estrecheces y dificultades".

La asociación Educación, Cultura y Solidaridad lleva 22 años bregando con los problemas del barrio. Fue creada por personas vinculadas a la educación y al activismo social que creían en la promoción integral de las personas como respuesta a las graves carencias que ya entonces detectaban. La entidad cuenta, desde el año pasado, con un convenio que permite la obtención del certificado de la ESO a jóvenes de entre 18 y 30 años. De la primera promoción, trece chicos y chicas lo obtuvieron. Este curso se matricularon 75. También hay en marcha talleres pre-laborales relacionados con la informática y el cuidado de personas mayores y de las que sufren discapacidad, que en algunos casos incluyen prácticas en empresas. Desde el local que Renfe les alquila a precio social atienden a 300 personas a la semana, con la ayuda de un equipo de ocho profesionales, casi todos contratados a tiempo parcial, casi 80 voluntarios -la mayoría jubilados- y un presupuesto de 240.000 euros, sufragado en gran parte por las administraciones. Las crecientes donaciones de empresas y particulares van a más pero no alcanzan a cubrir las reducciones del dinero público de estos últimos años.

Foto. J.L. PalaciosLa omnipresente crisis demanda reforzar, al menos, dos aspectos, según su presidenta: "el fomento del empleo, ya sea mediante programas de acompañamiento a jóvenes que quieran hacerse autónomos y necesiten un tiempo hasta llegar a ser autosuficientes o cursos prácticos enfocados a sectores con demanda", pero también "el reforzamiento del aspecto comunitario para apoyar la convivencia de las distintas culturas y fomentar la participación social". De las paredes del local, entre fotos de los grupos, cuadrantes con los horarios y aulas de cada actividad, cuelgan carteles con convocatorias del 15-M, la plataforma anti-desahucios o la marcha de los barrios. Los habitantes de San Cristóbal no están solos ante la adversidad.

Foto. J.L. PalaciosEducación, Cultura y Solidaridad, entre otras asociaciones del barrio, está dispuesta a dar la batalla contra los peores efectos de esta crisis. Así lo conjuga Palomera: "Entendemos, con Max Neef, que a grandes problemas, muchas soluciones, pequeñas, coordinadas y coherentes”.
www.eculturas.org

Historia con final feliz

Foto. J.L. PalaciosCarmen Yanes lleva la presidencia de la asociación Educación, Cultura y Solidaridad con deportividad, después de haber realizado todo tipo de funciones en ella. "Es una tara de coordinar mucho y de buscar recursos de donde sea", dice mientras mira los equipos informáticos que, según acaba de revelar, proceden de la donación de una televisión. Tras haber trabajado en prensa y radio en Andalucía, donde compartió intensos momentos con el cura jornalero Diamantino García y en la Asociación Pro Derechos Humanos de aquella comunidad, decidió entregar su tiempo ya jubilada a esta pequeña asociación de San Cristóbal. Ha visto pasar a muchos chicos por allí, a muchas personas voluntarias y ha asistido a las silenciosas transformaciones del barrio. Señala un bloque de edificios pegados a la vía del tren, cerca de la sede de la avocación y comenta que "ha tenido que ser reconstruido entero porque el barrio se asienta sobre un terreno arcilloso y las paredes se acaban agrietando". Muchos de los chavales a los que tanto esfuerzo dedicó se marcharon a otros barrios o localidades próximas de la Comunidad de Madrid. Otros se han quedado y ahora reproducen los mismos esquemas conflictivos de sus familias de origen, como la chica, según cuenta, que "después de haber sufrido malos tratos, va y se deja embarazar antes de acabar los estudios por alguien que es parecido a lo que había en su casa". Pero también hay historias con final feliz, como la de un muchacho marroquí que ahora trabaja de mecánico, después de haber pasado por los grupos de la asociación. "Ahora se ha convertido en monitor y dedica parte de su tiempo a la asociación", detalla.



2 Mensajes

  • "Muchas soluciones, pequeñas, coordinadas y coherentes"
    Gracias por este reportaje donde nuevamente se nos hace creíble la Utopía del Reino.
    El trabajo y la ilusión que desborda este proyecto nos pone en camino a otros que soñamos también con otro mundo más habitable. Gracias Carmen por tu impulso y por SEGUIR abriendo caminos. Gracias Jose Luis por hacernos cercanas tantas experiencias llenas de vida con nombres y apellidos.
    Un abrazo desde la tarea y el sueño compartido.
    J Cózar

    repondre message

  • Ante la crisis, más promoción en San Cristóbal de los Ángeles 25 de junio de 2013 12:40, por Tere Cobo

    Leo el artículo y me encanta. Nos sentimos unidas en la tarea. Seguimos con nuestros gestos solidrios, aunque sean pequeños.
    Os felicito. Un abrazo, Tere Cobo

    repondre message

Comentar este artículo


PUBLICIDAD




AMIGOS Y AMIGAS




Redacción y Administración: c/ Marques de Valdeiglesias, 6 - 2 A | 28004-Madrid | Tel: 91 726 62 21 | alandar@alandar.org
Para cualquier consulta sobre la web o la revista escribe a: cristina@alandar.org | Aviso Legal | Condiciones de privacidad