No hace falta ser un erudito para saber que la época renacentista, el Renacimiento, supuso para el mundo en general, una nueva manera de ver, entender y sentir su respirar. Cambió incluso la concepción que se tenía hasta entonces del ser humano. No obstante sería el concepto de Dios el que influyera de manera radical en todos estos cambios. En este sentido, la Reforma Protestante, junto con el despertar del humanismo, será el verdadero hito de inflexión. Y hasta tal punto será así que hará cambiar la realidad política y social de la Europa del Siglo XVI y en adelante. De esto, obviamente, ni siquiera los propios reformadores fueron conscientes. Suele ocurrir.

Este contenido sólo está disponible para personas suscritas a alandar. Puedes acceder a él y al mismo tiempo ayudarnos a continuar ofreciendo contenidos como este convirtiéndote en una persona con suscripción a través de este enlace la página de suscripción.