Autor: Carlos F. Barberá

La verdad

He recordado una vez más la frase que cito a menudo porque siempre me ha fascinado. Es aquella en que Ernst Bloch, el filósofo marxista, afirmaba: “Debajo del citoyen se escondía el bourgeois. Dios nos libre de lo que se esconde debajo del camarada”. Ahora ya sabemos que debajo del camarada se escondía el Putin y debajo del catalanista el Pujol y debajo del liberal, el Rato. Dios nos libre de lo que se esconde debajo de las ideologías. Digo que he recordado de nuevo esa frase y ha sido en una ocasión reciente. En una cena de amigos...

Read More

El pobre

Hace pocos domingos la lectura el evangelio nos recordaba que los pobres son bienaventurados y no hace tanto en reuniones y mítines nos han proclamado la importancia de los pobres, la centralidad del pueblo.

La verdad es que se trata de afirmaciones que suenan bien, sobre todo si se formulan así, utilizando un sustantivo colectivo y plural. Sin embargo, si se baja a los individuos, la cosa no es ya tan evidente. Los pobres son dignos, meritorios, merecedores de atención y ayuda. Pero el pobre suele ser engorroso, molesto, no raramente simulador o mentiroso. Frecuentarlo no nos ennoblece sino que nos desasosiega, nos aporta zozobra, nos complica la vida sin remedio.

Read More

Sobre los obispos

¿y qué hay de los obispos españoles? No he sabido de ninguno que haya emprendido un estilo de vida menos solemne y estoy seguro de que todos siguen siendo excelentísimos y reverendísimos.

Hay un vídeo que ha recorrido las redes y que reproduce un fragmento del discurso de Francisco ante el Encuentro mundial de movimientos populares celebrado hace poco en Roma. Dice así el papa: “Cualquier persona que tenga demasiado apego por las cosas materiales o por el espejo, a quien le gusta el dinero, los banquetes exuberantes, las mansiones suntuosas, los trajes refinados, los autos de lujo, le aconsejaría que se fije qué está pasando en su corazón y rece para que Dios le libere de sus ataduras. Pero, parafraseando al expresidente latinoamericano que está por acá, el que tenga afición por todas esas cosas, por favor, no se meta en política. Que no se meta en una organización o movimiento popular, porque va a hacer mucho daño a sí mismo, al prójimo y va a manchar la noble causa que enarbola [pausa]. Y tampoco que se meta en el seminario”. Yo añadiría: y que no se meta a obispo.

Read More

500 años de Reforma Luterana: Un repaso histórico a la figura de Lutero

Durante siglos -y hasta fechas muy recientes- el protestantismo ha sido para nosotros una realidad exótica, algo que no tenía que ver con nuestro horizonte cultural ni con nuestra vida cotidiana. Después aquí y allá se han ido abierto pequeños templos o lugares de reunión, más tarde nos llegaron noticias del desembarco de predicadores protestantes en Guatemala o en Brasil, nos visitaron testigos de Jehová, que no sabíamos si eran o no protestantes… De diversas formas el protestantismo entró en nuestra realidad. El reciente viaje del papa a Suecia para participar en la inauguración de los 500 años de la Reforma puede ser una ocasión para hacer un repaso de nuestras conocimientos sobre el significado de la revolución de Lutero.

Read More

Homilías para la gente

Mi crítica no es ahora –de eso ya hablé entonces– que los celebrantes expongan sus ideas en pequeñas ponencias, que acudan a conceptos incomprensibles para el pueblo (“ese racionalista que llevamos dentro”, decía uno) o que impongan deberes que ellos no cumplan (“hemos de ser audaces”, clamaba otro que nunca lo había sido).

Carlos F. Barberá habla de las homilías

Foto: Michael Swan en Flickr

Mi queja actual es que los celebrantes suelen hablar delante de la gente pero no para la gente. Mi convicción es que el cura pronuncia la homilía no porque sea más erudito que sus auditores o se exprese mejor que ellos. Debiendo ser la homilía una lectura creyente para la comunidad, es él, como su coordinador, quien puede conocer mejor la situación, la fe, los logros y las debilidades de esa comunidad; porque la homilía no es ante ella, sino para ella.

Read More

Utilizamos cookies, no muchas. Con el resto de páginas sabemos que no te importa. Acepta, por favor. Más información

Las opciones de cookie en la página de Alandar están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar