Hay miradas que matan
Creyente

Hay miradas que matan

En la memoria de Israel había quedado grabada la historia de Ana, una mujer que no podía tener hijos y que se veía sometida a los insultos y el desprecio de Feniná, la otra mujer de su marido Elcaná (1 Sm 1:1-10). Ana es una mujer afligida, con una amargura en el alma que la deshace en un llanto desconsolado. Su vida desgarrada se transforma en una oración conmovedora. Cuando el profeta Elí la vea orar en el Templo la tomará por una mujer que debía estar borracha y la tratará como a tal, recriminándole su actitud. La mirada de Elí, el hombre religioso, es una mirada de la que sale juicio y rechazo.

Mujeres refugiadas y migrantes. El rostro femenino del Dios que está a la puerta y llama
Creyente

Mujeres refugiadas y migrantes. El rostro femenino del Dios que está a la puerta y llama

Tan solo con este título podíamos suponer lo que se iba a escuchar el 1 de febrero en la primera sesión del Seminario Mujeres en diálogo, organizado por el Instituto Superior de Pastoral de Madrid.

Pero la ponente era Patricia Fernández, Patuca, abogada comprometida con las causas de las y los desfavorecidos, atenta a lo que sucede en la frontera sur, mujer del Evangelio desde su comunidad de San Carlos Borromeo y apasionada desde esa urgencia evangélica que penetra la importancia de lo que, día a día, se encuentra en forma de personas vulnerables… Ella supo llevarnos con una fuerza impresionante desde nuestros asientos más o menos confortables hasta las personas, nombres e historias que están llamando a nuestra puerta.

A ti, mujer
Creyente

A ti, mujer

Amigo/a de alandar: permíteme que en esta ocasión sea mi corazón quien hable y que, en vez de “teología”, sean sentimientos los que de él afloren. Además, si uno lo piensa despacio, una teología sin sentimientos, ¿para qué sirve? Por ello, quiero hacerte partícipe, de la “teología sentimental” que mi corazón me ha dictado.

Querida madre, hermana, compañera, amiga o mujer a quien quiero por distintos motivos y razones, entre ellas la más importante, como es el hecho de participar de la misma humanidad que la mía como hombre que soy.

Teólogas feministas islámicas
Creyente

Teólogas feministas islámicas

A primera vista, los términos “feminismo” e “islam” parecen contrapuestos. Pero quien lo piense así se equivoca. En las últimas décadas, teólogas musulmanas que abarcan todo el espectro geográfico islámico, de Marruecos a Indonesia, pasando por otros países -como Estados Unidos o Gran Bretaña- han irrumpido en el debate público manifestando su visión propia de la religión, contestando con sus mismas armas teológicas al islam patriarcal y a las instituciones establecidas y reivindicando la igualdad del hombre y la mujer ante Alá que proclama la letra del Corán.

Estas teólogas son muy diferentes unas de otras y no están organizadas entre sí, aunque sí interrelacionadas. Entre ellas, hay mujeres piadosas y poco practicantes, de países musulmanes y estados occidentales. Unas trabajan de forma individual, como la socióloga y profesora británica Ziba Mir-Hussein o la afroamericana conversa Amina Wadud.

Jesús: fundador de una Iglesia o testimonio de amor
Creyente

Jesús: fundador de una Iglesia o testimonio de amor

Suponiendo que Jesús hubiera querido fundar, en este caso, una Iglesia tengo el pleno convencimiento de que no le pasó por su mente fundar la que tenemos ahora, después de veinte siglos. Sobre este tema se ha escrito mucho y, además, creo que ya lo han tratado personas estudiosas del Evangelio y entendidas en todo lo que a la Iglesia se refiere en su devenir desde los primeros momentos hasta nuestros días. Por ello, no quiero presentarme como palabra autorizada y con fundamento sólido en este asunto, porque no lo soy, ni mucho menos, sino como alguien que, desde el conocimiento limitado del Evangelio y desde la vivencia que intenta tener del mismo, saca a la luz los sentimientos que lleva dentro y, ¿por qué no decirlo?, cada vez más arraigados. Ya sé que los sentimientos no son siempre los mejores garantes de verdad ni de objetividad pero no por ello se los tiene que dejar de lado, sin más.

Uvas blancas en el paraíso de Alá
Creyente

Uvas blancas en el paraíso de Alá

¿Y si las doncellas vírgenes del paraíso islámico fueran, en realidad, uvas blancas? ¿Estarían dispuestos a morir por ellas los fanáticos de turno? O si el velo coránico se quedara en un sencillo cinturón. ¿Qué pasaría con todas las mujeres que hoy andan tapadas por el mundo?

Estas y otras cuestiones parecidas plantea el profesor universitario alemán Christoph Luxenberg –el nombre, imaginarán por qué, es un pseudónimo- en un libro de título tan árido como La lectura siro-aramea del Corán. Una contribución a la decodificación de la lengua del Corán, que podría derrumbar siglos de certezas teológicas musulmanas. O de errores, según se mire.

1 2 15 16