Hacia una tributación compasiva
Opinión

Hacia una tributación compasiva

En las últimas décadas, la mayoría de los países de la Unión Europea (en adelante UE) se vieron afectados por cambios económicos y sociales que a su vez influyeron sobre la equidad y la eficiencia de los sistemas tributarios. Así, en estos años, las medidas adoptadas en materia fiscal en los países de la región -y en consecuencia en España- tienden hacia un sistema fiscal cada vez más regresivo. Esto ha agravado los dos grandes problemas del modelo tributario español: “la anemia recaudadora y la falta de progresividad”[1]. Es decir, en España quienes más ganan y más tienen no pagan más impuestos, lo que afecta a la progresividad y por tanto a la equidad del sistema tributario. Entonces, cabe que nos preguntemos: ¿esta tendencia es la más óptima en estos tiempos de crisis económica y desigualdad social? A esta interrogante trataré de responder desde las dos funciones del sistema fiscal: la recaudación (eficiencia) y la redistribución (equidad). Asimismo, propondré algunas alternativas y terminaré con una conclusión.

El miedo va en autobús
Editorial

El miedo va en autobús

Mucho se ha hablado ya, cuando esta revista llega hasta sus hogares, del ubicuo autobús que la organización HazteOír asociada a la secta El Yunque ha estado moviendo por toda nuestra geografía y por distintos platós de televisión. Jamás alquilar un autobús publicitario, con el dinero que puede costar eso, fue más amortizado. No es nuestra intención continuar regalándoles una publicidad que sin lugar a dudas no merecen pero, aparte de felicitarnos por la contundente, sensible y solidaria respuesta ciudadana, si queremos llamar la atención sobre un matiz.

Como Gloria se entere
Opinión

Como Gloria se entere

Han tenido que pasar cien años para que haya tenido que enterarme, no precisamente por el apoyo institucional que se le está dando al evento, de que tras la poetisa que fue Gloria Fuertes se esconde una gran mujer. Sirva esta escalera como homenaje sentido y merecido y, en cierto modo, como disculpa y enmienda. Hasta hace bien poco, he considerado algo ñoña y cursi a una mujer que, además de escritora, callada pero firmemente supo ejercer militancias, soportar críticas, persecuciones y vetos y mantener bien firmes sus convicciones, su identidad sexual y sus luchas reivindicativas de lo marginal desde su clara apuesta por la paz.

Datos para no dejar a ninguna mujer atrás
Opinión

Datos para no dejar a ninguna mujer atrás

Si afirmo que hablar hoy de la situación de la mujer en el mundo sigue siendo un tema que, en determinados ámbitos, levanta ampollas, creo que no exagero. En el siglo XXI, en ningún país del mundo está reconocida, en la práctica, la igualdad de género. Es decir, muchos países en sus constituciones reconocen dicha igualdad, incluso sus respectivas legislaciones, pero la realidad convierte en papel mojado los textos legislativos, porque la igualdad formal no significa igualdad real.

Renuncias
Opinión

Renuncias

Recuerdo cuando nacieron Martín, hace ahora once años y Miguel, nueve. No sé si la palabra adecuada es renunciar, pero es cierto que nuestras prioridades cambiaron. Como pareja e individualmente. Algo puedo contaros de lo que le supuso a Marta ser madre, pero sobre todo puedo contaros lo que a mí me supuso ser padre en este sentido de renuncia profesional. Lo primero fue que uno quiere estar en casa mucho más tiempo, compartiendo la vida, esa vida que ahora mismo incluye la lucha por los deberes, los conflictos con la ducha, la discusión sobre la cena y las peleas por la hora de irse a la cama. Si me quedara trabajando hasta tarde me perdería muchos conflictos, muchas malas caras, muchos enfados, ganaría posiblemente en proyección profesional, pero también me perdería muchos momentos de risa, de conversación, de juego y de aprendizaje de una convivencia familiar.

Conciliación, una asignatura pendiente de la sociedad con las mujeres
Opinión

Conciliación, una asignatura pendiente de la sociedad con las mujeres

El acceso de las mujeres al mercado de trabajo es una realidad consolidada y una de las grandes conquistas del siglo XX. Sin embargo, los cambios necesarios para que esta incorporación sea plenamente satisfactoria están produciéndose más despacio de lo esperado. Las mujeres tienen menor tasa de actividad, mayor desempleo, peores niveles salariales y más dificultades para hacer carrera directiva. Hoy nos enfrentamos a continuos cambios del mercado de trabajo, derivados de la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y de la globalización, que obligan a las organizaciones a evolucionar muy rápido y sin modelos de referencia. Aun en este entorno tan dinámico, no hemos sido capaces, como sociedad, de movernos hacia la plena igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo.

1 2 14 15