En este año del Jubileo de la Misericordia, conjuntamente a la peregrinación islámica a La Meca y con motivo del Día Internacional de la Paz de las Naciones Unidas el pasado mes de septiembre líderes católicos y musulmanes se unieron e hicieron un llamamiento a todos los gobiernos, instituciones religiosas y personas de buena voluntad a luchar contra las causas de la migración forzosa y compartir la responsabilidad de brindar protección a las personas que huyen de sus hogares. Para resistir al radicalismo y al relativismo moral, musulmanes y cristianos deben implicarse en un diálogo más profundo y comprometido, en un encuentro siempre adaptado a un espíritu de fraternidad. .

SJR

 

Todavía sin comentarios

¿TIENES ALGO QUE DECIR?