Mucho más conservadores

Mucho más conservadores

La bandera de nuestra vida

Dentro ya del tiempo de Adviento, nos disponemos a recorrer un itinerario de profecías y esperanzas que volverán a resonar contundentes. Es el tiempo de la promesa que pervive en los pequeños y últimos, en quienes no cuentan cuando -en realidad- son quienes sostienen, en medio de su debilidad y pequeñez, el curso de la historia. Es a estas personas a las que se dirigió Francisco en su discurso durante el II Encuentro Mundial de los Movimientos Populares celebrado en Bolivia el pasado mes de julio: “Ustedes, los más humildes, los explotados, los pobres y excluidos, pueden y hacen mucho. Me atrevo a decirles que el futuro de la humanidad está, en gran medida, en sus manos, en su capacidad de organizarse y promover alternativas creativas”.

¿Quieres leer el artículo completo? ¡Suscríbete para leer este y todos los demás!

Buenos o malos humos

Buenos o malos humos

Este contenido sólo está disponible para personas suscritas a alandar, disculpa las molestias. Si quieres información de suscripciones encuéntrala aquí.

Razones para estar en la cumbre clima

Razones para estar en la cumbre clima

Este contenido sólo está disponible para personas suscritas a alandar, disculpa las molestias. Si quieres información de suscripciones encuéntrala aquí.

La voz del Espíritu en los dolores de parto del Universo

La voz del Espíritu en los dolores de parto del Universo

La humanidad percibe al planeta enfermo, como una persona con fiebre –víctima del calentamiento global– y desearía esperar más de la Conferencia de la ONU…