La prisa de las tortugas

La prisa de las tortugas

Dicen que las tortugas son abuelas desde la cuna, porque ya nacen llenas de arrugas. En El camino de los refugiados, novela de literatura juvenil publicada por Laude Edelvives, los protagonistas tienen prisa porque son una familia de refugiados sirios que vienen huyendo de la guerra y del miedo a una muerte segura. Pero avanzan despacio, como las tortugas, por la multitud de dificultades que van encontrando por el camino: en la salida de Siria, en el paso por Turquía, en el trayecto en una barca de goma teledirigida por la mafia, en el paso de Grecia a Macedonia y en la ruta de los Balcanes. Ruta que resulta mucho más que una carrera de obstáculos.

“Salvar una vida en Alepo cuesta menos de 500 euros”

“Salvar una vida en Alepo cuesta menos de 500 euros”

¿Un grano de arena en el desierto? A Teresa Mikhitaryan le gusta repetir que “todos los viajes comienzan con un solo paso”. A la vista de lo que es capaz de conseguir esta armenia nacida en Gyumri hace 39 años, el que escribe llega a una conclusión: nunca desprecien lo que puede hacer una mujer sola.

¿De Gyumri a Alepo, pasando por Zúrich?

Tuve que emigrar y ahora trabajo y vivo en Zúrich, pero sigo cerca de mi país. Un gran terremoto asoló Armenia hace 27 años. Hoy 2.700 familias viven todavía en condiciones inhumanas, en casas prefabricadas. Los padres se ven obligados a dejar a sus hijos en orfanatos porque no pueden mantenerlos.

Este contenido sólo está disponible para personas suscritas a alandar. Puedes acceder a él y al mismo tiempo ayudarnos a continuar ofreciendo contenidos como este convirtiéndote en una persona con suscripción a través de este enlace la página de suscripción.

Portabebés que llevan mucha vida

Portabebés que llevan mucha vida

En el número de alandar del pasado mes de junio, en un magnífico reportaje de Irene López sobre el periplo que atraviesan las personas refugiadas para llegar a las costas griegas, una imagen resultaba especialmente dura y dolorosa. Era la historia de una madre que “bajó de la patera acunando a su bebé, acunándole nerviosamente y solo a la luz de los faros de los coches se dio cuenta de que estaba inerte, de que estaba acunando un cuerpo frío e inmóvil”.

¿Cuántos bebés con días, semanas o meses hacen ese viaje escapando de la guerra? ¿Cuántos huyen de los disparos y el terror, de una muerte segura bajo los escombros que dejan las bombas? ¿Cuántos Aylanes como el pequeño yacente en la arena de aquella foto que impactó al mundo en septiembre de 2015? Esa fue precisamente la imagen que inspiró a una joven estadounidense, Cristal Logothetis, a poner en marcha el proyecto Carry the Future: una iniciativa para enviar mochilas de porteo a las familias refugiadas.

Ha llegado la hora de acoger

Ha llegado la hora de acoger

El pasado mes de agosto, un grupo de nueve jóvenes que compartimos vida en grupo decidimos ir una semana a colaborar con el proyecto Hope4Kids. Todo surgió de la iniciativa de una de las chicas del grupo que nos dijo en el mes de febrero quería ir a Idomeni a ayudar. El tiempo pasó e Idomeni fue brutalmente desalojado. Como grupo seguimos buscando alternativas y fijamos Filippiada y sus proyectos como un lugar donde aportar un minúsculo grano de arena.

No lo sé, Lázaro

No lo sé, Lázaro

La viñeta de Nacho, habla de refugiados y resurrecciones que se hacen esperar.

Nazanin Armanian: “Estamos en la Tercera Guerra Mundial”

Nazanin Armanian: “Estamos en la Tercera Guerra Mundial”

Siria es el acceso de Irán, Qatar y Arabia Saudí al Mediterráneo, el camino más corto para enviar su petróleo y su gas a todos los países europeos que se congelan en invierno. Es una batalla por las rutas del gas. La guerra de Ucrania también es un conflicto por esas rutas para el gas. Hay un discurso de Obama en el que dice que los europeos han de participar en las sanciones a Rusia

1 2 3 4