La Pascua de Jesús es un tiempo precioso para cargar fuerzas y esperanza para todo el año