Rocío Monasterio de Clausura disfrazada de escribano para dar el cambiazo a algunos pasajes del Evangelio.

La representación política de las creencias católicas está por los suelos (en muchos sentidos) y la Conferencia Episcopal Española es consciente de ello. Por este motivo, no ha podido hacer oídos sordos a la petición que se le hace reiteradamente desde VOX. La formación de ultraderecha ve amenazadas sus propuestas políticas, ya que están en clara contradicción con la Biblia, pero esta es el libro sagrado del cristianismo, al que defienden con uñas y dientes. En concreto, a VOX le molestan varias enseñanzas del Evangelio y ahora acaba de conseguir que sean modificadas:

  • Donde dice «Tuve hambre, y me disteis de comer», pondrá «Tuve hambre, pero no me pudisteis dar de comer para no beneficiar a las mafias».
  • La frase «Fui forastero y me recibisteis» será reemplazada por «Fui forastero, pero hicisteis bien en no recibirme porque la mayor parte de las violaciones las cometen los de fuera».
  • La máxima de «Dejad que los niños se acerquen a mi» será ahora «A los MENAS hay que expulsarlos».
  • Es especialmente preocupante que la Biblia describa a Jesús como «Nacido fuera de su tierra y procedente de fuera de su patria». Se borrará para siempre ese origen y se sustituirá por otro mucho más apropiado: «Nacido en España y de padres españoles, como dios manda».

En los próximos meses se planteará también una revisión del Antiguo Testamento, en especial las siguientes citas textuales que están causando muchos quebraderos de cabeza en VOX: «Amaréis al emigrante, porque emigrantes fuisteis en Egipto»; «No lo explotaréis»; «Maldito quien viole los derechos al emigrante»; «Al forastero que reside junto a vosotros, lo miraréis como a uno de vuestro pueblo y le amarás como a ti mismo».