Cada dos años, unos meses antes de la celebración del Encuentro estatal de los Grupos Mujeres y Teología, empieza a llegar la información sobre programa y lugar de desarrollo del mismo para calentar el ambiente y el corazón y que las personas que quieran participar lo metan en su agenda.

Este año las compañeras de Zaragoza echaron mano de una iconografía muy sugerente ya desde el título/presentación: “Salto Vital. Creyentes y feministas, nuevas perspectivas” al que acompañaron de la secuencia final de la película “Thelma y Louise” (1991), referente del cine feminista.

feminismo creyente en ZaragozaY así en septiembre, recién estrenado el otoño, nos hemos reunido en Zaragoza cerca de trescientas mujeres de todo el Estado para reflexionar y celebrar: parece que la propuesta maña había acertado de pleno en su convocatoria.

Cada Encuentro de MyT es una fiesta: nos reconocemos y encontramos mujeres diversas que realizan y viven actividades diversas y a las que nos une nuestra conciencia de mujeres, nuestra experiencia feminista, el compromiso y vida con personas y realidades vulnerables desde nuestra fe en Jesús de Nazaret (también desde una no creencia religiosa en el caso de algunas compañeras) y el interés y la reflexión en torno a materias como la teología, la ecología, los cuidados, la política… desde una posición de búsqueda alternativa y sospecha sobre algunas de las respuestas y caminos ofrecidos por las iglesias oficiales y, más concretamente, la Iglesia católica.

Un programa conjunto

El programa de esta año ha sido preparado conjuntamente por el grupo de Mujeres y Teología de Zaragoza y la Red Miriam de Espiritualidad Ignaciana, lo que expresa la colaboración y encuentro de sinergias entre los grupos de mujeres.

Hubo tiempos para todo, para conocer la ciudad y hacer un recorrido por la Zaragoza de las mujeres, para cenar y comer juntas y tomar café o té con las mujeres de Africagua, tiempo para agradecer, recordar y visibilizar a grandes mujeres -muchas de ellas desconocidas- que ya no están con nosotras como María Moliner, Andrea Casamayor, Raquel Meyer, Amparo Poch, Martina Bescós, Pilar Bayona… y a otras presentes en el Encuentro que siguen acompañándonos de manera significativa como: Marifé Ramos, teóloga e iniciadora de los grupos Mujeres y Teología, Pilar Yuste, teóloga y profesora de religión comprometida en ámbitos ecuménicos, Carmen Sarmiento y Charo Mármol, comunicadoras y defensoras de las causas de las mujeres en diferentes países y continentes… Mercedes López, impulsora de EFETA, Teresa Pascual, acompañante de los más vulnerables e impulsora de la Red Miriam…

Los momentos de reflexión compartida fueron dos ponencias, una mesa redonda y los talleres colectivos.

Las ponencias corrieron a cargo de la teóloga brasileña Ivone Gebara: “Salto Vital. Feminismos y Teologías”, que abrió el sábado el encuentro, y la ecofeminista Yayo Herrero, que lo cerró el domingo: “Ecofeminismo. Vidas que merezcan la pena ser vividas”.

Ambas ponencias se pueden encontrar en el canal de YouTube de Mujeres y Teología de Zaragoza.

La mesa redonda contó con la participación de Ivone Gebara, Montse Escribano de la Asociación de Teólogas Españolas, Raquel Lobato de la HOAC, y Marisa Vidal de Mulleres Galegas y revista Encrucillada. Importante poner nombre a cada una de ellas porque nutren en su actividad diaria la vida de muchas mujeres y colectivos.

Después de la celebración: abrazos, despedida y lectura del Comunicado/Manifiesto con la encomienda de releerlo, saborearlo, difundirlo… para, en palabras de las organizadoras del Encuentro: Abrir nuevas pistas, corroborar certezas, seguir planteando dudas y sospechas y seguir dando saltos vitales que colaboren a construir un mundo mejor, más justo, más sororal y más fraterno.