El papa Francisco acoge, como Jesús de Nazaret, a pecadores y presos

  • por
Por Javier Sánchez*

El pasado 6 de noviembre, el papa Francisco convocó en Roma “el jubileo de los presos”, algo que no se había hecho nunca o, al menos, como Francisco lo hizo y cuya intención era que pudieran reunirse en Roma personas privadas de libertad, capellanes de prisiones, voluntarios de cárcel y familiares de los presos para poder recibir el perdón y la misericordia de parte del mismo Dios Padre-Madre que a todos nos perdona y nos da la fuerza de su amor.

El pasado 6 de noviembre, el papa Francisco convocó en Roma “el jubileo de los presos”, algo que no se había hecho nunca o, al menos, como Francisco lo hizo y cuya intención era que pudieran reunirse en Roma personas privadas de libertad, capellanes de prisiones, voluntarios de cárcel y familiares de los presos para poder recibir el perdón y la misericordia de parte del mismo Dios Padre-Madre que a todos nos perdona y nos da la fuerza de su amor.

Este contenido sólo está disponible para personas suscritas a alandar. Puedes acceder a él y al mismo tiempo ayudarnos a continuar ofreciendo contenidos como este convirtiéndote en una persona con suscripción a través de este enlace la página de suscripción.