Otra Iglesia es posible

desdeotroprisma-7.jpgSE HA DICHO muchas veces:
otra Iglesia es posible;
y hoy creo que lo es, más que nunca,
necesaria.
Otro talante ajeno a ropajes de antaño.
Otro ser en el Mundo, de humilde servidora.
¡Otra Iglesia es posible!
Lo reclama el Espíritu del Señor
que la quiso peregrina en la tierra;
del Señor, que bendijo a pequeños y pobres
y llamó a los hambrientos
a la Mesa del Reino.
Si posible no fuera otra Iglesia distinta
a ésta de las rancias tradiciones y ritos,
a ésta que se apoya en leyes y sistemas
que no alientan la vida hacia más vida…,
¿dónde habría quedado
aquella Luz que alumbra el Mundo desde adentro,
aquella Sal que da sabor de amor divino,
aquella Levadura que fermenta
la experiencia del gozo de sentirse salvado?
¿De qué habría servido el Fuego que abrasaba
el Corazón de Cristo,
con impaciencia viva de hacer un Mundo Nuevo?
Hoy como ayer -también como mañana-,
el Mundo ha de saber que Dios es su Destino;
que Dios, un Dios Amor, un Dios Amigo,
capaz de liberarnos de miedos y ambiciones,
capaz de transformarnos en mujeres y hombres
de audacia combativa y entrañas de ternura,
nos espera en su Iglesia Verdadera, libre de toda traba,
la Iglesia que creemos que es posible:
espacio más abierto de aquel Abrazo Universal y Eterno,
aquel Abrazo en cuyo fondo somos cada uno

 ¡y para siempre!- Dios Todo en todos,
para todos, y, en todas las cosas.

www.feypoesia.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.