La primera fiesta islamo-cristiana

Sí. Han leído bien. Dentro de pocos días, si el Dios cristiano y el Alá musulmán lo quieren, se celebrará, por primera vez en la historia mundial, una “fiesta nacional común islamo-cristiana”. Será en el Líbano y por decisión del primer ministro de este país de Oriente Medio, Saad Hariri. El día para ello ha sido escogido con mucho cuidado: el próximo 25 de marzo, día en que los cristianos festejamos la Anunciación, para que esta primera fiesta común gire en torno a la Virgen María, figura venerada por ambos credos.

La iniciativa, en principio, no ha caído muy bien entre las comunidades cristianas, que han mostrado sus reticencias –incluidos los escasos protestantes que hay en el país, poco amigos, como se sabe, de exaltaciones marianas. Aunque el Gobierno mantiene que esta iniciativa inédita trata de “ser un elemento de cohesión”, algunos dirigentes cristianos se temen, con razón o sin ella, que en realidad pretenda solapar la festividad cristiana o diluirla en el magma islámico ambiental.

Otros, como los misioneros maronitas, se han sumado con cierto entusiasmo a la celebración común. Que tendrá lugar, precisamente, en el santuario marial católico de Nuestra Señora del Líbano, en la ciudad de Harissa, centro de peregrinación cristiana en todo Oriente Medio y gestionado por ellos. Está por ver que los musulmanes se sumen, con igual impulso, a los festejos. ¿Sabrán ver, unos y otros, la oportunidad ejemplar?

Últimas entradas de Luis Fermín Moreno Álvarez (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.