Marcha a Gaza, una iniciativa contra la impunidad y la injusticia

nortesur5-2.jpg1.400 personas son muchas. Llenarían unos siete aviones. O cuarenta autobuses. Mil cuatrocientas historias, mil cuatrocientas vidas. Todas ellas fueron cortadas de raíz hace ahora un año y quisieron que su muerte pasara desapercibida al mundo. La Operación “Plomo Fundido”, que Israel desplegó sobre la Franja de Gaza en enero de 2009 provocó el mayor número de bajas en los últimos cuarenta años de conflicto árabe-israelí. Mil cuatrocientos palestinos murieron a consecuencia de los bombardeos y los combates urbanos. Centenares de ellos eran civiles, de todas las edades.

Un año más tarde, otras 1.400 personas llegadas de todo el mundo viajaron hasta la frontera de Egipto con Gaza para hacer visible aquella masacre. La Marcha a Gaza por la Libertad, convocada por la ONG pacifista estadounidense Codepink y secundada por decenas de asociaciones, quería hacer llegar a activistas internacionales en un viaje simbólico que les permitiera, además, participar en las conmemoraciones que el propio pueblo palestino tenía previstas para ese día.

Sin embargo, Egipto puso todos los medios para impedirlo. El gobierno mantuvo cerrado el puesto fronterizo de Rafah, el único que une a Gaza con territorio egipcio y que sólo se abre esporádicamente por razones humanitarias. Además, durante días, el ejército y la policía retuvieron a los activistas, llegados de más de cuarenta países, en hoteles y estaciones de El Cairo y la localidad fronteriza de Al Arish.

De poco sirvieron las manifestaciones llevadas a cabo frente a las embajadas egipcias de numerosas ciudades, entre ellas Madrid: la Marcha nunca consiguió llegar a su destino. Pero al menos esta iniciativa puso a Gaza en el foco de la actualidad internacional durante los últimos días de 2009. En ella participaron varias decenas de españoles. “Con ello pretendíamos demostrar nuestra solidaridad y denunciar el ilegal y cruel embargo que sufre Palestina”, explica Manuel Tapial, de la asociación Cultura y Paz, que coordinó la iniciativa en nuestro país. Para los participantes era necesario recordar la masacre y “hacer visible el desamparo en el que se encuentran un millón y medio de personas”.

nortesur5bis.jpgEl fin de la impunidad

Sí, hemos cumplido objetivos”, señalan los activistas españoles. “Durante ocho días hemos conseguido que los medios de comunicación hablasen del bloqueo, hemos conseguido también coordinarnos con compañeros de otros muchos países para realizar acciones futuras, hemos conseguido también hacer saber a la población de Gaza que no esta sola y que estamos dispuestos a seguir dando guerra desde nuestros lugares de origen”.

La impunidad de aquellas 1.400 muertes ha sido contrarrestada por la solidaridad y la denuncia. “Hemos demostrado a nuestros políticos que no tienen vía libre para obviar la vulneración de los Derechos Humanos ni para asociarse con estados como el de Israel que practican el Apartheid y asesinan gratuitamente sin que ningún tribunal se haga cargo”. La sociedad civil ha demostrado que puede organizarse y actuar, “los tiempos de la impunidad se acabaron” y, tal y como destacan los participantes en la marcha, “ahora toca seguir la tarea en casa”.

Para más información:
http://solidariosengaza.wordpress.com/
http://www.culturaypaz.org/
http://www.gazafreedommarch.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.