Adiós a la histórica sede feminista

La sede de los movimientos feministas en Madrid, que históricamente estaba en la calle Barquillo 44 ha cerrado sus puertas y se ha trasladado a Bravo Murillo 4. Escenario de un feminismo crítico, reivindicativo y autónomo desde 1978, miles de mujeres han compartido ilusiones y esfuerzos para la contestación feminista, lazos de solidaridad, momentos de éxito y desencuentros y una pasión colectiva por el cambio. Las puertas abiertas de este espacio solidario y autogestionado cierran ahora para dar paso a una nueva etapa, sabiéndose parte del momento de crisis que hoy se viven. A finales de octubre dieron una fiesta para despedirse “como se merece” de su local histórico e iniciar la reinvención de la participación ciudadana.

Coordinadora Feminista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *