Agua limpia y accesible

Tres ingenieros chilenos han desarrollado Fresh Water dispositivo de uso doméstico que permite recolectar el agua suspendida en el aire para transformarla en agua potable a un bajo coste. La máquina, que puede instalarse en zonas remotas y en ciudades, filtra y purifica el agua condensada en el aire. Sus creadores quieren comercializarla a un coste aproximado de 300 dólares, convirtiéndose potencialmente en una solución para los 1.800 millones de personas que usan una fuente de agua contaminada, según datos provistos por la OMS. El acceso al agua potable y el saneamiento adecuado permitirían reducir la mortalidad infantil, combatir enfermedades infecciosas y reducir los costes sanitarios.

Fueradelaley

Últimas entradas de Redacción de alandar (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.