En silla de ruedas

El pasado 20 de octubre se celebró el DOMUND. La campaña para esta jornada se basó en el lema: Fe + Caridad = Misión y en la historia de monseñor Kike Figueredo, quien ha cambiado la vida de cientos de personas en Camboya, entre ellas la de Mao, una joven de Camboya cuyo máximo sueño era ser bailarina. Una de las minas anti-persona que aún quedan activas alrededor de todo el país frustró su sueño al amputarle una pierna. «Señor, te había regalado mi vida. Había decidido bailar para ti. ¿Por qué me has hecho esto? Tú me has robado la pierna», llora la protagonista del vídeo creado para conocer esta experiencia. Sin embargo, la vida de esta joven camboyana cambia con la llegada de una silla de ruedas tipo Mekong, con tres ruedas, más fácil de manejar en el terreno local, gracias a la labor de Kike Figaredo, misionero y prefecto apostólico de Battambang (Camboya), también llamado el obispo de las sillas de ruedas.

Mariano Fresnillo

Últimas entradas de Redacción de alandar (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.