Expulsión de sus tierras ancestrales

El consejo local de Botsuana occidental planeó el pasado mes de agosto un realojo forzoso de la comunidad bosquimana de Ranyane, a pesar de la reciente sentencia del Tribunal Supremo que prohíbe su expulsión forzosa y de que Gobierno garantizó que dichos desalojos no se producirían. La operación, con un coste de 900.000 dólares, ha sido denunciada por Survival Internacional, que ha interpelado a la población de aquel país sobre qué son para ella la democracia, la ley y el orden.

Survival Internacional

Últimas entradas de Redacción de alandar (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.