Pasos al frente contra la deforestación

Más de la mitad de las principales empresas papeleras españolas han abandonado a la multinacional indonesia Asian Pulp & Paper en los últimos meses tras las denuncias repetidas de Greenpeace y por la amenaza inminente de verse retratados en un informe que finalmente se ha presentado esta semana y que activa “el mecanismo de la vergüenza”. Incluso algunas compañías que no tienen contacto directo con los proveedores de papel han reaccionado, como es el caso de Puig, que se ha puesto en contacto con un organismo de certificación forestal para pedir consejo. Si esto se confirma, la empresa estaría avanzando desde la perspectiva de la sostenibilidad, al renunciar a un proveedor marcado y no limitarse a cambiar de proveedor sino buscar que cumpla una certificación ecológica. Mientras otras compañías más pequeñas también han seguido este camino, algunas no han dado indicios de que vayan a renunciar al papel que usan, provenga de donde provenga. Según Greenpeace, “siguen siendo cómplices de la destrucción”.

Periodismohumano

Últimas entradas de Redacción de alandar (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.