Cristina Ruiz Fernández

El mundo ya no puede dividirse categóricamente en rosa y azul.

Transexualidad: abrir la mirada a la diversidad humana

Sus padres le llamaron Juan, pero ella prefiere ser Marta. La bautizaron como Raquel, pero él siente que es Rodrigo. Son personas transexuales y lo que viven no tiene que ver con el vicio ni con la perversión, no tienen una confusión transitoria ni se han dejado llevar. Lo que viven nace de lo más profundo de sus entrañas y es su identidad.

Son casos que empiezan a manifestarse desde la primera infancia, sus historias cada vez comienzan antes. O más bien habría que decir que sus historias cada vez están siendo escuchadas antes porque probablemente siempre ha sido así desde que el homo sapiens es homo sapiens. La transexualidad siempre ha estado ahí pero la sociedad en general adolece de un gran desconocimiento sobre ello.