Lealtad a la Iglesia afirmada y asumida por los seminaristas franceses

El pasado mes de diciembre, con la autorización de la Conferencia Episcopal francesa, el diario La Croix presentó una encuesta a la práctica totalidad de los seminaristas franceses en 25 diócesis. De los 673 consultados contestaron 434 y sus respuestas anónimas dan un perfil bastante claro de lo que serán, en un futuro próximo, los sacerdotes en el país vecino.

La primera constatación es que la mayoría (78%) proceden de familias católicas practicantes y un 62 % consideran a sus padres como figuras determinantes en su camino espiritual.

Ordenación sacerdotal. Autor: Daniel Ibáñez/ACI Prensa.

También se refleja que el modelo tradicional de parroquia no da lugar a muchas vocaciones.

Junto a esto, un tercio había frecuentado grupos de corte tradicionalista, el 37% de forma permanente y el 32% de modo ocasional. Estas nuevas comunidades son, entre otras, comunidades de San Juan, Comunidad san Martín, Hermanas de Belén, Camino Nuevo, Comunidad Emmanuel, Bienaventuranzas. De ellas, tres son conservadoras y tres de tinte carismático.

Una gran mayoría había pertenecido a los scouts, un movimiento fuerte en Francia, y había participado en alguna Jornada Mundial de Juventud. La gran mayoría de los consultados habían sido monaguillos, el 59% durante años y el 15% ocasionalmente.

Un rasgo importante es la defensa de la identidad sacerdotal que, consideran, debe estar a la vista. Así, el 73% piensa usar sotana (el 48%, la utilizará de forma habitual). Hay, pues, un deseo de resaltar su identidad públicamente.

El 21% tiene la intención de celebrar la misa según el rito tridentino, el 7% regularmente y el 14% combinándola con el nuevo rito.

Una gran mayoría manifiesta su fidelidad a la Iglesia y a su doctrina, manifestando su temor ante caricaturas sobre la fe o rencillas entre católicos. En este sentido, cabe resaltar  que el 83% reconozca su afinidad con el Papa Francisco pero que el 39% considere a Benedicto XVI como el Papa que más les ha marcado. Afines a Francisco, pero sólo el 18% muy afines, el 24% básicamente afines y el 41% simplemente afines, en la línea de que “un sacerdote sigue al Papa y a la Iglesia”, como anota uno de ellos. Es una lealtad a la Iglesia afirmada y asumida. Acaso, el único rasgo crítico sea que el 29% se manifiesta favorable al fin del celibato obligatorio, frente al 71% que lo defendió.

Esta encuesta, por tanto, muestra cuál va ser el panorama del clero francés dentro de algunos años. Nada que ver, por tanto, con los curas obreros de los años cincuenta ni con el espíritu de la Mission de France ni con la novela “Los santos van al infierno” de Gilbert Cesbron de 1952. Un panorama de curas conservadores, clericales, nada críticos ni conflictivos y, precisamente, en la Iglesia sinodal que se está construyendo. Pues así son las cosas.

Autoría

  • Carlos F. Barberá

    Nací el año antes de la guerra y en esta larga vida he tenido mucha suerte y hecho muchas cosas. He sido párroco, laborterapeuta, traductor, director de revistas, autor de libros, presidente de una ONG, dibujante de cómics, pintor a ratos... Todo a pequeña escala: parroquias pequeñas, revistas pequeñas, libros pequeños, cómics pequeños, cuadros pequeños, una ONG pequeña... He oído que de los pequeños es el reino de los cielos. Como resumen y copiando a Eugenio d'Ors: Mucho me será perdonado porque me he divertido mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *