Ecología de la casa común

Reseña del libro: Hacia una ecoteología
Victorino Pérez Prieto
Fragmenta Editorial

«El ecoteologismo es un nuevo humanismo que clama por una espiritualidad nueva como respuesta a la crisis actual debida a la actividad humana depredadora»

Después de leer el ensayo de Victorino Pérez Prieto, doctor en Teología y Filosofía, surge una pregunta tan sencilla como necesaria: ¿por qué no nos tomamos en serio una rama de la biología que estudia la interacción entre los seres vivos y su entorno, es decir, la ecología, “la ciencia de la casa”?

Una ciencia que, si bien apareció a comienzos del siglo XX, en 1866 ya la “nombró” el ecólogo alemán, Ernst Haeckel. Una ciencia que, actualmente, con más fuerza si cabe, debería ser objeto de nuestra atención para afrontar retos tan importantes y trascendentales para los seres humanos como es la acelerada degradación medioambiental, cuyas consecuencias impactan ya en todo el planeta.

Victorino Pérez Prieto ha publicado su último libro, Hacia una ecoteología, en la editorial Fragmenta.

En el citado libro, Victorino Pérez Prieto va más allá de la ecología, se encamina hacia una ecoteología, como reza el título, y así nos abre el camino hacia la “ecología de la casa común”. Para ello, profundiza en la ciencia, la filosofía, la teología y la espiritualidad de la mano, entre otros muchos autores, de algunos “místicos ecologistas” como llama a Francisco de Asís, san Juan de la Cruz o Teilhard de Chardin, sin olvidar el pensamiento de Salvador Panikkar, cuya obra ha estudiado en profundidad, o al filósofo y sociólogo Edgar Morin.

El camino por el que el autor nos invita a transitar nos habla, entre otros temas, de la Realidad (que escribe con mayúscula, al igual que Panikkar y Morin) como el tejido sin costuras frente a la perspectiva fragmentaria que nos rodea; de la complejidad de la ciencia y de la filosofía, especialmente, de la contemporánea; de la relación de los textos bíblicos con la ecología, porque afirma que “la Biblia es intrínsecamente verde”; de la teología cristiana contemporánea y las Iglesias ante el desafío ecológico; de la necesidad de abrirnos a una nueva cosmovisión plasmada en la encíclica Laudato si, “una encíclica única en la historia del Magisterio de la Iglesia” en palabras de Victorino Pérez Prieto, y en dos textos, también del papa Francisco, complementarios a la encíclica: la Exhortación apostólica postsinodal «Querida Amazonia» y su libro «Una gran esperanza, la custodia de la creación«.

En el capítulo que cierra el libro, nos habla el autor de la necesidad de que, como discípulos de Jesús de Nazaret, los cristianos y cristianas del siglo XXI debemos “buscar la justicia, la paz y la comunión con toda la creación, estableciendo relaciones justas con los hermanos, con la Tierra y con el cosmos”. “Por eso -afirma- pienso y creo que en el quehacer teológico del siglo XXI la ecoteología deberá ocupar un lugar primordial en la teología y el pensamiento. Más aún, la ecología no puede ser simplemente un elemento más de esa teología, sino un elemento vertebrador de toda ella, como dimensión constitutiva de la fe y la vida”.

En las páginas del libro de Pérez Prieto encontramos el camino que nos conduce a la ecoteología. No busquemos atajos para llegar a esa meta, hagámoslo con la lectura serena y sosegada del libro.

Autoría

  • Mª Teresa de Febrer

    Nací a mediados del siglo pasado en el Mediterráneo. Estudié Derecho y contemplé un amplio horizonte de posibilidades, pero el descubrimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos marcó mi rumbo, personal y laboral. Ya jubilada, intento compartir mi cosecha vital y abrir nuevos surcos para la siembra y el reconocimiento de los derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *